Ir Arriba

jueves, 6 de agosto de 2009

El que guarda siempre tiene

…es una máxima de mucha gente, a la cual, sépanlo, me opongo terminantemente. Soy anti guarda tutti, y ultra anti junta porquerías.

Podría calificarme a mí misma como una ferviente defensora de la otra escuela, la tira tutti. A mí eso de guardar frasquito, tarrito, sobrecito de azúcar, cucharita del avión, servilleta de papel, jaboncito, suvenir del tipo que fuere, me causa alergia. No lo critico, cada uno es dueño de juntar cuanta porquería (o no porquería) se le venga en gana. Simplemente, no comparto. A lo que se que no le voy a dar una vida útil, o bien lo tiro, o bien lo dono, regalo o reciclo. Pero no lo guardo “por las dudas”. ¿La causa?, simple: ese “por si acaso” nunca llegará, lo sé.

Un claro ejemplar del clásico guarda tutti es Marido. Siguiendo esta filosofía, y pese a mi resistencia, hemos apilado en el guardamuebles maderas de todo estilo y color, cajas como para hacer sopa y una lámpara que, definitivamente, he decidido dar de baja, por fea. Como a Marido le quedó claro que sobre mi cadáver esa lámpara volvería a habitar estas cuatro paredes, decidió, para variar, quedársela (porque la verdad, por horrenda, no da para donar) El último de los adminículos que se resistió a tirar es una maleta (digo maleta y no valija por si alguno no comprende el sustantivo “argentinezco” en cuestión) que se nos rompió en el último viaje. ¿Para qué la quiero si no sirve para lo que fue concebida, o sea, guardar cosas y poder transportarlas? Pero noooo, hay que quedársela, por si las moscas.

Con esa excusa uno apila cosas inútiles, viejas e inservibles. Suponiendo que llegase el día en que necesitáramos el objeto que hemos guardado con tanto ahínco; seguro (se los firmo y certifico) que en el momento en que lo buscamos, no lo encontramos (aunque mágicamente aparezca una semana después, sin siquiera proponérnoslo).

Por eso, NO a los recordatorios, amuletos, talismanes o reliquias inservibles. Este es mi lema de hoy en adelante: “lo justo y necesario”. Claro que en vestimenta, accesorios y zapatos (míos, de más está decirlo), el principio no cuenta. Para el guardarropa femenino no hay límites. ¿Cómo era? ¿El que guarda siempre tiene?

13 comentarios:

  1. Ah yo soy recachivachera, pero es cierto que no tiene ningún sentido guardar tanta cosa "por las dudas". Cada cierto tiempo me agarra un ataque de limpieza y tiro, tiro, tiro. Lo peor es que despues me olvido de lo que tiré y lo voy a buscar. Pero como? Donde está la tuerca esa que ahora me vendría tan bien? La habré tirado? Que tarada!
    besos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo soy peor que vos porque aplico el mismo lema a la ropa y los zapatos, así que cada tanto regalo bolsas y bolsas de pilcha!

    Por supuesto, mi marido es como el tuyo, o sea, totalmente lo opuesto a mí. Gracias a Dios cada uno tiene su placard... si no, ya me habría divorciado =p

    ResponderEliminar
  3. Yo pienso igual, vivo regalando cosas aunque me digan "Ay, los souvenirs de los 15, qué insensible".

    Yo guardo recuerdos, libros y música.

    Y emmm, si, ropa (con vergüenza leelo)

    ResponderEliminar
  4. Yo guardo y regalo. Pero si tengo algo guardado por más de un año sin uso (por ejemplo, ropa) lo regalo, no le tengo más interés.

    Creo que el sentimiento lindo es de "llevarte algo" como las toallitas húmedas de los aviones y tantas pavadas. Después andan dando vueltas por ahí y molestan!

    ResponderEliminar
  5. yo soy como vossss odio guardar por guardar la prueba esta que en casa ( que es nueva) aun no tenemos placard y nada esta fuera de su sitio como haces me preguntan todos... y no tenemos muchas cosas digo ... y es asi tal cual ... besote grande...

    mi suegro guarda hasta los ticket del hotel que veranearon un año en algun lugar ...naaaaaaaaaaaaa podessssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Dicen que las que guardan son las viejas, a mi me pasó al reves, antes guardaba TODO, adornos horribles, ropa que no me volvia a poner ni en pedo, ya sea porque jamás en la vida me vuelve a entrar o por incombinable, tickets aereos, folletos de viajes (en este punto Maria Laura, me da un poquito de verguenza) ni que decir de jabones, y demas de hoteles, y la lista podría continuar...
    Pero eso era antes, ahora todo lo contrario, ropa que saco de mi armario, bolsa y a la señora que viene a mi casa, chiches que Juli no usa mas y bolsa y a la iglesia. Adornos que no me gustan bolsita y a los contenedores barriales de reciclado ah! y con respecto a los viajes, aparte de hacerce menos frecuentes, al menos los aereos, ya no me traigo nada de los hoteles, si al final los jabones terminan tomando ese olor horrible a grasa vieja.
    Asi que ya ven, en vez de envejecer me estoy apendejando y nada guardo, todo queda en mi cabeza en todo caso, besoss Flor.

    ResponderEliminar
  7. jajaja, lo que primero se me vino a la mente por el comentario de feo, tan feo que ni para regalar, bueno te cuento a mi madre le regalaron un jarrón cuando se casó tan feo, pero tan feo que un bendito día le llegó el momento de poder donarlo a un bingo de beneficio, bueno ella fué al bingo y el unico premio que se ha ganado fué el bendito jarrón feo, por lo que finalmente lo botó a la basura.

    En mi caso no guardo todo, tengo una caja plastica no más grande que una caja de zapatos, en ella tengo pequeños detalles aún no la lleno, el test positivo de mi hijo es uno de ellos, una moneda de oro y algún otro elemento que solo tiene un valor sentimental personal pero aún le queda mucho espacio, eso si que el closet de la pieza de visitas lo tengo lleno de articulos para elaborar manualidades de todo tipo y eso llenan mi espacio, pero bueno cada uno con sus vicios. Además tengo un baul lleno de libros que mi marido en los 12 años de matrimonio me ha preguntado por ellos, pero cada vez que hago que los seleccione ninguno es eliminado, estoy segurisima que son obsoletos en cuanto a ingenieria de proyecto se refiere.

    Mi hijo tiene tambien una caja de zapato donde guarda sus tesoros y si se le llena la reordena y nada supera esa capacidad, pero para él yo he guardado sus primeros zapatos y algunas tenidas y ropita de bebe, pero poco a poco me ido deshaciendo de la ropa que he guardado por años para el segundo hijo, cada vez veo más inalcanzable dicha posibilidad, un abrazo grande desde la distancia y salud!!! con una taza de café.

    ResponderEliminar
  8. Uyy yo soy término medio.. no guardo mucho pero si algo. Por ejemplo durante mucho tiempo guardé ropa de Frida "por si las dudas" y llegaba otra nena, al final desistí y mas valió porque Isabella llegó 11 años despues !!!

    Y en cuanto a la ropa pienso igual, para eso no hay límite, solo el paso de la moda.

    Besotes !!

    ResponderEliminar
  9. Yo soy de las que guarda "por si acaso", aunque estoy realmente convencida de que nunca he utilizado NADA de lo que guardé, principalmente porque ya no sé lo que tengo, ni dónde. De vez en cuando mi marido hace cómo tú, y va cogiendo las cosas una a una preguntándome "¿de verdad lo necesitas?", yo avergonzada, le contesto "no" y puede que entonces acabe en la basura.

    ResponderEliminar
  10. Flor... soy de las que guarda pero por un tiempito ... en general de una temporada para la otra... y despues digo para que guarde esto!!! junto todo y lo regalo, seguro que alguien lo va a necesitar mas que yo. Eso si que despues no lo vaya a necesitar ...ahi empiezo... ay yo tenia... y bueno soy asi. besitos me encanta tu blog. Romi

    ResponderEliminar
  11. mmm Yo fui guarda tutti, y como Leo es del otro bando...me hizo un lavado de cabeza...y la verdad, tirar cosas de los demas es fantastico!!! pero tirar las cosas que guarde por tanto tiempo (aunque jamas me hayan servido), uy, eso si que me cuesta horrores!!!

    ResponderEliminar
  12. jajaja yo guardo de todo pero cada vez que ordeno tiro cosas que quizas las atesoraba hace años... cosas que no entiendo porque las guardo y despues me cuesta tanto desprenderme!!!
    Mi mama siempre me dice que no hay que guardar tantas cosas viejas, que es como vivir en el pasado jajaja y si... soy una melanco terrible!!
    Eso si, la ropa que hace tiempo que no uso la regalo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Any: entonces no sos tan cachivachera, porque te agarran ataques de tirar todo… jaj, si, después obvio que ni te acordás cuando lo tirás!

    Ana: está muy bien no guardar ropa al dope, yo lo intento, pero a veces me cuesta desprenderme de la ropa… pucha!, ahora me siento mal y culposa!! ;)

    Lesbiana: si, no deberíamos guardar ropa por deporte…

    Ali: a la que le encanta llevarse cosas de los lugares es a mi mamá, se llevó medio avión cuando vino para acá y hasta los sobrecitos de azúcar del bar preferido de ella, podés creer? Claro que después molestan!

    Lau: no, por favor, la de cosas inútiles que debe tener tu suegro!
    Consu: era el karma de tu mamá ese jarrón, qué mala suerte, pobre!!! Jaja, me hiciste reír. Si lo que se guarda se limita a una caja entonces está bien y permitido ;)

    Xochitl: menos mal que hayas guardado, Isa va a tener mucha más ropita gracias a Frida!
    Setembro: es cierto que finalmente uno no utiliza nada de lo que uno guarda. Eres como mi marido entonces guarda tutti!!

    Romi: es verdad, cuando uno regaló o tiró o lo que fuere la cosa en cuestión es cuando uno más la quiere… pero lo de la temporada está bueno, digamos que las cosas en tu caso tienen fecha de vencimiento ;)

    Lau: jaja, claro, tirar las propias es lo complicado!!

    Marian: mi mamá dice lo mismo que la tuya! Creo que de ella saqué la costumbre de no acumular.

    Gracias por la visita a todas, besotes!!! Ah, y no guardo tanta ropa, era un chistecito no más… no crean que soy tan insensible (soy un poco no más), lo que no uso lo regalo. Abrazos!

    ResponderEliminar

¿Decías?