Ir Arriba

sábado, 13 de junio de 2009

Benditos exámenes


A sólo unos días de los exámenes finales de la universidad y ya casi con un pie en mis más que merecidas vacaciones, me hago la pregunta que me hice una y otra vez llegada esta instancia: y a mi, quién me mandó a estudiar?! Diría que es una pregunta que roza el planteo existencial y que me viene al espíritu cuando el estrés, la ansiedad, el cansancio y la presión se instalan en mi mente y se hacen eco en mi cuerpo.

No podía haber elegido otra cosa para hacer en mi vida? Que se yo, pasear perros, repartir diarios, leer el tarot, niñera, mesera en alguna playa del Caribe. Hasta se me pasó por la cabeza que podía haberme unido a alguna compañía de circo. Pero no, ella, o sea yo (estoy como “el Diego” hablando por interpósita persona) tenía que elegir volver a los libros.

En qué estaba pensando cuando me inscribí en la universidad?! Recuerdo como si fuera ayer la promesa que me hice al terminar mis estudios con la lengua afuera y agotada hasta el hartazgo. “Hasta acá llegó mi amor, otra vez ni loca” “Chau picho”. “Se terminó lo que se daba”.

Y acá estoy, un par de años más tarde, rodeada de libros y apuntes, mate en mano, luciendo mis mejores ojeras. Parafraseando al Chavo: vuelve el perro arrepentido…

6 comentarios:

  1. Flor sos genial escribiendo...y me siento taaaan identificada!
    Siempre que me encuentro con exámenes (y este es precisamente ese momento) me digo: "Quién me mando a estudiar otra vez??!!"
    En fin, yo ya avisé que hasta el 17 de julio no estoy disponible para nada ni para nadie...solo puedo sentarme a estudiar!

    Que estudiaste antes de abogacía??

    Besos desde acá con un domingo lindo aunque frio.

    ResponderEliminar
  2. chicas yo no ...yo hice la promesa y la estoy cumpliendo a raja tabla jaja... ni loca me agarran de nuevo jaja... que estas estudiando ???...y bueno te deseo que te vaya superrrrrrrrrr y puedas disfrutar de tus vaca... besote

    ResponderEliminar
  3. Florcita... cada vez que rendí un examen me pasaba lo mismo... miles de cuestionamientos!
    Hasta años después de recibirme - soy licenciada en sistemas - seguía soñando que me faltaban materias! Je! Un espanto! Me levantaba "angustiada". Después de eso hice un postítulo de formación docente y nada más!
    Che Flor, qué estudiás? Lo bueno de eso es que despejás la cabeza de "otros temas" o no? A veces, en medio de mucho laburo, extraño los libros!
    Te mando un abrazote!
    En San Nicolás el clima está lindo pero con bastante frío!
    Besote!
    Ana.-

    ResponderEliminar
  4. Hola, que lindo que estes estudiando de nuevo, aunque quizas ahora no lo veas y digas quien me mnada? vas a ver que cuando termines vas a sentirte mas que orgullosa!
    Te felicito y te deseo toda la suerte para los proximos examenes!
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Chicas, ESTOY DE VACACIONES! Uff, cuánto esfuerzo que lo parió! Por suerte ya pasó!

    Maru, veo que no soy la única víctima del estudio... ya falta menos, dale con ganas! El 17 de julio terminás?

    Lau, me parece bárbaro que decidas respetar a raja tabla tu promesa! Gracias por tus buenos deseos!

    Ani, qué horror lo de los sueños! A mi también me pasaba y me pasa ahora. El pobre cerebro se queda como estresado y sigue maquinando mismo de noche!

    Marian, tenés razón, en el momento me quiero matar, pero después está bueno ver los logros. Gracias!

    Ahora les cuento, estoy rehaciendo mis estudios de derecho acá. Como tengo el de abogada en Argentina, no me piden rehacer toda la carrera, sólo la mitad (peor es nada, no?). Así que si Dios quiere, voy a ser cuerva acá y allá.

    Disculpen que no les contesté antes, pero estuve secuestrada por los libros. Por suerte ya me largaron por un tiempín.

    Besotes y gracias por acompañarme!

    Flor

    ResponderEliminar
  6. ahora entiendo quieres ser la primera y donde estés varada en el mundo en demandar a la Cigüeña el milagroso día en que lo podamos hacer.

    Yo abandoné mis estudios por razones personales, pero si estudiara de nuevo o me dieran la posibilidad de hacerlo......lo haría feliz, me encanta aprender..... por mientras sigo aprendiendo a como ser mamá, lo dificil que en esta profesión nunca se acaba y tampoco te puedes retirar

    Así pues, las que esperan a la cigüeña por primera vez aprovechen de estudiar, dormir, soñar, viajar y pensar..... después cuando ya lo eres todo cambia en forma irreversible, pero vale la pena

    llegó el plomero, me voy chau

    ResponderEliminar

¿Decías?